A todos nos tocó

Estas imágenes reflejan perfectamente el ímpetu que tiene el Venezolano para trabajar, siempre carismáticos pero con seriedad determinante, intentamos hacer lo mejor que podemos con lo que tenemos.

No importa si en Venezuela te graduaste de ingeniero o médico, muy probablemente tus primeros trabajos como emigrante serán atendiendo como mesonero, jalador o vendiendo helados en la calle. Si tenias algún oficio, como la carpintería, panadería, cocina o costura, puede que se te haga más sencillo.

No importa lo que toque chambear fuera de Venezuela, siempre hay que dar lo mejor de uno, no solo para quedar bien, si no porque en tus acciones están reflejados la cultura y educación de un país entero.

Mis fotos y trabajo en facebook

De Radiología al semáforo.

Carla Romero, es una de las tantas profesionales Venezolanas que decidió emigrar. Hoy esta en Surco y esta es su historia.